RENUNCIA A LA QUEJA

Si te quejas por lo que no tienes y no agradeces lo que si tienes, es que no estás preparado para recibir más.

Toma la vida con pasión sabiendo que Él que está a tu lado. Si vas a vivir quejándote de tus hijos, de tu trabajo, de tu pastor, las cosas te van a ir de mal en peor.

Dios te tiene en cuenta en cada momento y todo lo que es de él, es tuyo.

Disfruta lo que tenes hasta que llegue la bendición que estás esperando.  

Renuncia a la queja, a estar chinchudo, enojado, cambia la queja en una actitud de agradecimiento que te abrirá el camino y la puerta de la bendición.  El ser agradecido con Dios te pone en el umbral de la próxima bendición.

Leer Todo: http://bit.ly/Seragradecidos

No hay comentarios:

Seguidores