HONRE A DIOS

Confíe en su Padre y obedezca sus instrucciones. Él pondrá a su alcance ese mismo consuelo sobrenatural e inspirador del Espíritu Santo.

Recuerde, si quiere que Dios sea el Dios de su angustia, deberá dejarle ser el Dios de su corazón. Cuando lo haga, todo el cielo estará a su favor para librarle, y su triunfo estará garantizado. Salmo 34

Si quiere que Dios sea el Dios de su angustia, deberá dejarle ser también el Dios de su corazón. Dios honra a los que le honran. Si usted está pasando por alguna dificultad, no empiece a patalear y gritar y a rogarle que le libre de eso. Hónrelo y abra su Palabra para hacer lo que Él dice.


Leer Todo: http://bit.ly/Tiemposdificiles

No hay comentarios:

Seguidores