NO ARCHIVES TUS SUEÑOS

El sueño y la visión que Dios te da cambiarán tu vida. Una vez que recibiste el sueño de Dios, tu vida está marcada.

Para Dios no hay imposibles. Las distintas circunstancias de la vida puede que hayan provocado que archivemos en un baúl aquellos sueños que tuvimos por largo tiempo. Pero Dios nos invita a desempolvarlos y que nos animemos a creer que pueden hacerse realidad.

Si tienes una visión del Señor, sujétate de ella. Si tienes un sueño de Dios, hazlo tuyo y este transformará tu vida. El día que decides querer cambiar con suficientes fuerzas, será el primer día de tu nueva vida. Viaja a través de tu pasado y desempolva tus sueños. Busca tus sueños guardados y quítales el polvo. Dios te dio un sueño y ni el diablo ni nadie te robaran lo que Dios te dio. Será tuyo, lo tendrás y lo disfrutará tu descendencia.

Levántate, triunfa, demuestra el señorío de Jesús en tu vida. Has que tus sueños afecten a los demás, que tus sueños transformen tu nación. El Reino está en ti. Ponte firme, endereza los hombros, la mirada erguida, una sonrisa en los labios y sal a conquistar tus sueños.

Leer Todo: http://bit.ly/Recuperandolossueños

No hay comentarios:

Seguidores