RENOVEMOS LAS FUERZAS EN DIOS

Cuando nos cansamos, debemos renovar nuestras fuerzas en la presencia de Dios e interceder unos por otros así podremos alcanzar el éxito.

El cansancio puede ser emocional, físico o mental. El cansancio es enemigo del éxito,  así que debemos renovar nuestras fuerzas para  poder terminar lo que empezamos.

Todos nos cansamos. Sólo el que no corre, no se cansa. Es importante que terminemos lo que empezamos, pues  el que no termina no tiene premio; no existe un premio de consolación. No importa cuánto nos cansemos en la vida, si nos agotamos al máximo, pero no terminamos, no obtenemos el premio. ¡Debemos terminar para ganar!.

Recuerde que su éxito  puede bendecir a otros; entonces viene una motivación para seguir adelante; le garantizo que Dios le puede dar su segundo aire. Correr con Jesús es más fácil. Un segundo esfuerzo es la oportunidad para alcanzar la meta. El éxito de Jesús al terminar su misión, nos dio una oportunidad para que lo tengamos en nuestro corazón. Lo que tú alcances va a bendecir a la gente a tu alrededor.

Leer Todo: http://bit.ly/Elcansancio

No hay comentarios:

Seguidores