Una interpretación correcta del ambiente



“Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento”. 
2 Corintios 2:14
Cada hijo de Dios está conectado con el cielo y recibe la vida de arriba. Esa es la manera de traer los cielos a la tierra, vivir esa vida en la tierra ¿De qué estoy hablando? De que Dios tiene un plan con cada uno de nosotros aquí en la tierra y nos necesita para poder llevarlo a cabo. Entonces nosotros tenemos que estar conectados con él para poder responder siempre a su manera.
Todos los días nos movemos en diferentes ambientes a nuestro alrededor y tenemos la responsabilidad de responder con algo del cielo. Porque si caminamos igual que camina el mundo no estaremos trayendo los cielos a la tierra.
Observe un poquito esto: su manera de pensar se traduce en acciones, acciones que deben estar de acuerdo con esa manera de pensar. Si pienso como Dios piensa nunca podré responder en un ambiente con venganza. Su interpretación correcta del ambiente se traducirá en amor. Si piensa como la Palabra, actuará de acuerdo a ella.
Cuando usted haya aprendido a interpretar los ambientes de acuerdo a la Palabra cuando se enfrente a las circunstancias negativas no se enojará con las personas, sino que se enojará con las malas actitudes. Se enojará con una actitud de perdedor, de derrotado. Usted aprenderá a tomar coraje y mostrar una actitud de vencedor. Cuando una persona se está formando debe ser consistente y perseverante y enfrentar los riesgos porque de esa manera seguro obtendrá el éxito.
Recuerde lo que dice 2 Corintios 2:14: Dios nos lleva siempre de triunfo en triunfo. Usted tiene que tener la revelación interior de esa verdad porque ella le dará la fuerza y el poder para vencer ante cualquier situación que se le pueda presentar. Su vida debe ir de gloria en gloria, de aumento en aumento, siempre en ascenso.
Comience hoy a tener una interpretación correcta del ambiente. Responda  como Dios lo haría, sea un reflejo vivo de la vida del cielo aquí en la tierra. Usted tiene el poder para hacerlo.
Oración: Padre, gracias porque puedo encontrar mi vida reflejada en tu Palabra. Ella es el espejo donde me miraré cada día para vivir la vida que preparaste para mí. Hoy comenzaré a manifestar los cielos aquí en la tierra. Lo declaro porque lo creo, en el nombre de Jesús, amén.


Apóstol Juan Crudo

No hay comentarios:

Seguidores