El Auto maltrato


Versículo: Hechos 20:7 “Eutico y Pablo”. El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche. 8 Y había muchas lámparas en el aposento alto donde estaban reunidos; 9 y un joven llamado Eutico, que estaba sentado en la ventana, rendido de un sueño profundo, por cuanto Pablo disertaba largamente, vencido del sueño cayó del tercer piso abajo, y fue levantado muerto. 10 Entonces descendió Pablo y se echó sobre él, y abrazándole, dijo: No os alarméis, pues está vivo. 11 Después de haber subido, y partido el pan y comido, habló largamente hasta el alba; y así salió. 12 Y llevaron al joven vivo, y fueron grandemente consolados.

En los pasajes leídos vemos una situación particular, Eutico era un joven que estaba sentado en la ventana de un tercer piso que se quedo dormido y cayo, muerto al suelo. La palabra nos dice que Pablo lo abrazo y este joven, volvió a vivir.

A través de esta situación quiero hablarte del auto maltrato y brindarte algunos principios que te bendecirán y ayudaran a vencer este enemigo que hoy pueda estar intimidándote.

El auto maltrato se define como la acción contra uno mismote de la misma manera en que se fue maltratada por otras personas, es decir que la victima sigue siendo maltratada pero esta vez, por ella misma. Por ejemplo, hay personas que se come las uñas, se golpean, se insultan, se maldicen; en si,  se auto-lastiman. Ellos continúan el maltrato del que les descalifico, maltrato, lastimo, rechazo, no acepto, etc.

Cada ser humano esta conformado por tres partes: alma, cuerpo y espíritu.
El Cuerpo es lo que expresa lo que esta en tu interior  y es victima de las heridas, y conflictos internos.


Y el alma o mente, es lo que llamamos la “carne”, “el viejo hombre”. Esta  busca ser llenada con placer pero cuando  no es llena, busca mas hasta quedar atada, atascada y así, poder llegar a perder todo.

En nuestro ser hay una lucha entre el alma y el espíritu ya que, la carne va en contra de este. Por  ejemplo: En el Islam enseñan que hay un ángel y un demonio que te hablan. Una parte de ella te dice  “Cáelo” y la otra “no lo hagas”. Sin embargo, ello es parte de ti. El alma es lo que hace que sientas que no mereces aquello que anhelas pero no te preocupes por ello, Dios te dice que te deleites en El y El hará.

Eutico, en el había una parte que quería destruirse pero había otra que quería salvarse.
¿Por qué se sentó en la ventana sabiendo los riesgos que corría sentarse en la misma?
Inconcientemente debía poner en riesgo todo de el para no ser feliz. Quizás, hoy estas actuando como Eutico, te estas poniendo en riesgo inconcientemente. Tal vez, no te estés lastimando directamente con algún objeto pero el auto maltrato también comprende aquellas acciones que no te benefician en ningún especto. Por ejemplo: comes con mucha sal, no usas el casco cuando usas la moto, eres infiel, hablas mal de alguien, etc.  El auto maltrato muchas veces actúa en tu  y lo peor de ello, es que no te das cuenta que no te llevara a ningún lado.

Quizás, te estés preguntando porque te auto maltratas y las razones de ello son:
1-      Porque sientes que debes  pagar la culpa de ser feliz sin la aprobación del que te maltrato, de aquel que te abandono o de aquellos que te han rechazado.
2-      Porque aun no se te ha revelado la aprobación que Dios te da. Y, también porque estas esperando la  aprobación de aquel que te daño. Es necesario que entiendas que para Dios sos un hijo/a aprobado/a, en Juan 1.12 nos dice que: a los que creen en Su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
3-      Porque crees que no eres digno/a de merecerlo. Esto se debe a que, tal vez, te han dicho que eres “un inútil” o, tal vez, te dijeron que solo/a no podías. Esas han sido mentiras que no implican que sean verdaderas, para Dios eres todo lo contrario a lo malo que te han podido decir, para Dios eres su especial tesoro.

Para ser libre del “Auto maltrato” declara con tu boca a ti mismo/a:


Dios quiere que te levantes y resplandezcas, para ello y para ser libre del auto maltrato, tienes que tener en cuenta los siguientes principios: 

Debes renunciar al  decir “No lo merezco: Porque esa persona que te abandono y que nunca te ha dado su aprobación no te la dará, no busques agradarlo sino busca la aprobación de tu Padre  celestial.

Debes renunciar al  “Tengo que hacerlo para no perder lo que tengo: tienes que buscar las maneras de lograr lo que, realmente, quieres. Dios esta contigo y a su lado, estas destinado/a a hacer cosas extraordinarias.

Los principios que Dios nos revela a través de su palabra, no se trata de memorizarlos sino, vive para crecer haciendo el propósito, extendiendo el Reino de Dios en las vidas.
Cuando decides tomar tú posición en el equipo de Dios, ya sos parte, y si no estas, queda el vacío, por eso tienes que auto motivarte.

Debes renunciar al “No se puede”: ¿Qué sucede con esa gente? Buscan a alguien que si pueda, y pone todo lo bueno afuera. Cuando sueles idealizar a alguien, lo más probable es que cuando acontezca algo negativo se te caiga ese “ídolo”. Al momento de no llegar lo que esperábamos de esa persona, solemos enojarnos, angustiarnos y desilusionarnos.  

Debes renunciar a la Falsa humildad: tienes que entender que la humildad no va en lo que llevas puesto o lo que tienes, la humildad es una actitud del corazón que agrada a Dios. Comienza a  aceptar tus logros, disfrútalos y compártelos con los demás para que ellos también puedan lograrlo.
Debes renunciar al Tengo que sufrir: que esa idea salga de tu cabeza porque no es lo que Dios ha pensado para ti. Abraham Lincoln dijo: “si tengo 8 horas para derribar un árbol, gastaría 6 en afilar el hacha”. Con esto te quiero decir que no tienes que ser bueno sino justo, tal como Dios nos dice en su Palabra.  


Debes calibrar a tu  espíritu, es decir, al problema entre tu alma y tu espíritu. Recuerda que “si Dios es contigo, quien es contra ti?”

El problema que no te deja salir del auto maltrato es tu mente, ella limita el potencial de tu espíritu. 
Alinea tu mente con tu espíritu y veras como tus luchas internas serán acabadas.

Recuerda que Dios te ama de tal manera que entrego lo más preciado para El, Jesús, con el motivo de que vivas una vida en abundancia juntamente con El. No permitas que ni tu mente, ni ninguna otra persona limiten aquello que Dios quiere darte cada día. Dios tiene preparado un futuro brillante para tu vida y déjame decirte que en ese futuro no hay lugar para el auto maltrato. No importa si te han dicho que no puedes ser feliz porque Dios hoy te dice que la felicidad esta esperando por ti, solo ábrele la puerta. (MensajesAlentadores.com)

Mensaje del pastor Leonardo Espinosa - Iglesia: Pasión por la vida - Contacto: leonardoespinosa@pasionxlavida.com.ar | Seguir en Facebook 

No hay comentarios:

Seguidores