7 Obstáculos que te Impiden ALCANZAR EL ÉXITO


Hay 7 obstáculos que te impiden alcanzar el éxito:

 1. Un  espíritu  no  enseñable:  reposa  en  una  persona  que  no  quiere  cambiar.  La  ignorancia trae destrucción; si usted no conoce, no va a poder cambiar ni triunfar y los más seguros  es que seas destruido. Sale más cara la ignorancia que el alto precio del conocimiento. Los  negocios  más  exitosos  son  aquellos  que  siempre  están  renovándose,  actualizándose  y  siempre  están  informados.  Si  le  vas  a  consultar  a  alguien  que  esa  persona  te  lleve  delantera, no que esté detrás de ti. Una de las razones por la cuales no creces es porque te  rehúsas al cambio. 

Proverbios 1:5
Si  el  sabio  aumenta  el  saber  y  el  entendido  adquiere  consejo,  ¿quién  eres  tú  para  no  aumentarlo?  Por  lo  menos  hazte  sabio  y  entendido  y  luego,  preocúpate  por  incrementar  tus conocimientos. 

Proverbios 2:3
Hay  dos  fuentes  de  conocimiento:  la  sabiduría,  que  es  aprender  de  los  errores  de  los  demás;  y la  experiencia,  que  es  aprender  de  tus  errores.  Escoge  aprender  de la  sabiduría  antes que por experiencia. Jesús les dijo a sus discípulos “¿acaso no leéis?”, y Apocalipsis  dice que el que no lea no entienda.

2. Una  promesa    no  cumplida  o  un  voto  no  pagado:  Eclesiastés  5:4  dice  “…cumple lo que  prometes”. Una de las razones por las cuales las personas fracasan en su vida, es que no se  hacen responsables de lo que prometen a Dios. No hay nada más mortífero que olvidar un  voto  o  una  promesa,  ya  sea  hecha  a  Dios  o  a  los  hombres.  Esto  demuestra  integridad  y  honestidad. Si tu violas la integridad de tus palabras vas a pensar que Dios es incumplido  como tú; esto destruirá tu fe y quizá, tu milagro que tal vez venía en camino.

Salmo 15:4
Sea un voto, promesa o una deuda… ¡cúmplelos! La Biblia dice que no debemos tener
deudas con nadie. Apresúrate y toma responsabilidad por todos los votos y promesas que  has hecho y Dios va a honrar eso; incluso, vas a dormir mejor. Los milagros diariamente en  la vida del obediente.

 3. Una ofensa no perdonada: Marcos 11:25 dice “Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis  algo  contra  alguno,  para  que  también  vuestro  Padre  que  está  en  los  cielos  os  perdone  a  vosotros vuestras ofensas”. El perdón no es una sugerencia, es un requisito para que Dios  conteste  tu  oración.  Cuando  perdonas  permites  que  Dios  tenga  el  derecho  de  juzgar  y  penalizar  a  aquella  persona  que  te  hizo  daño.  Al  vengarte,  usurpas  el  lugar  de  Dios  y  la  autoridad  que  solo  a  Él  le  corresponde.  Al  perdonar  evitas  que  el  dolor  se  convierta  en  rencor  y  amargura.  Ora  por  quienes  te  han  hecho  daño;  si  has  recibido  misericordia,  ternura y amor, extiéndelo también.

 4. Una  asociación  no  deseada:  Proverbios  13:20  y  1a.Corintios  15:33  nos  enseñan  cuán  importante  es  con  quién  te  asocias.  Desconéctate  de  toda  persona  no  calificada  y  que  abusa y mal usa en tu vida. Jesús solo le invirtió tiempo a quienes le ministraban o servían  y  a  quienes  recibieron  Su  Ministerio.  Cuando  alguien no  valora tu  tiempo,  no  valorará tu  sabiduría. Hay 4 características de una persona con la cual no debes asociarte:

  Son más críticos que animadores.
  Tiene en poco o se ríe de las metas que Dios te ha dado.
  Se siente avergonzado de ti y te humilla.
  Drena tu energía y hace perder tu tiempo por conversaciones tontas.

Pero también hay 4 características de una persona con quien debes asociarte:
  Edifica tu fe y tu confianza.
  Valora los sueños y las metas que Dios te ha dado.
  Es entusiasta y se alegra con tu presencia; te celebra.
  Recuerda siempre que eres especial y reconoce tus donde y habilidades. 

Tú  escoges  el  nivel  de  mentalidad  que  quieres.  Asóciate  bien  y  obtén  un  nivel  alto  de  mentalidad.

5. Una lengua suelta: Proverbios 18:6-7 dice “los labios del necio traen contienda y su boca  los azotes llama. La boca del necio es quebrantamiento para sí, y sus labios son lazos para  su alma”. Las palabras son fuerzas poderosas, te hacen o te deshacen, ascienden o abaten,  destruyen o edifican. Las palabras son las herramientas que Dios nos ha dado para edificar  nuestra  mente  y  espíritu.  Tu  cuerpo  responde  al  sonido  y  tu  espíritu  responde  a  las  palabras.  Las  palabras  proveen imágenes  a  nuestra vida  de  cosas  que  queremos. Cuando  escuchas  algo,  piensas;  al  pensar,  sientes.  Lo  que  sientes,  lo  haces  y  lo  que  haces,  se  convierte en un hábito. 

La  gente  feliz  siempre  tiende  a  intimidar  al  que  no  lo es;  el ganador  intimida  al  perdedor  pero aun así, atrévete a ser feliz. Comienza a acondicionar tu mente para vivir tus éxitos;  los ganadores nunca recuerdan las derrotas, solo las victorias.


Mensaje perteneciente al pastor Miguel Arrázola, ministerio rios de vida.

3 comentarios:

CARLOS ARIAS VILLEGAS dijo...

Faltan dos obstaculos. Solo menciona 5. Que hay de los dos restantes?
baicheii@gmail.com

albys dijo...

chicos es vderdad faltan dos obstaculos mas xfavor a ver si lo pueden poner xq no lo encontramos y este material asi esta muy bueno para poder edificarnos en nuestras vidas. desde ya muchas gracias!!!

Apoxtol dijo...

Gracias por los 5 obstáculos que pusieron, pero creo que nos faltan los otros dos.
Gracias, está muy interesante.
Rubén Deras

Seguidores