Camino a la Herencia parte 2/2

3 – “Y lo llevó fuera…”(Gn.15:5a).

Cuando usas lentes para tener una vista completa, lo primero que haces es tratar de limpiar esos cristales, dado que cuando están sucios, obviamente tu vista es deformada; tanto las figuras, como las personas resultan difusas, de manera que no puedes apreciar los detalles ni las formas reales. Así ocurre en tu vida y la mía, cuando todo gira sobre mis ideas, mis conceptos, mis sentimientos, etc. Siempre que mi mente y mi corazón giren dentro de los valores del sistema, y con todo lo que mencioné arriba, será imposible distinguir lo mejor de Dios para mi vida. Es entonces cuando la mano Poderosa de nuestro Señor actúa, y de pronto se presentan eventos que nos sacan de nuestro contexto; recuerdo cuando aquel ciego fue tomado de la mano por el Señor, y le llevó fuera de la aldea… Sabías que cuando un sentido falla, los otros son sensibilizados en extremo para compensar esa falta? Un ciego desarrolla una hipersensibilidad auditiva, para compensar su falta de vista; así es como puede ubicarse geográficamente a través de los sonidos, y se habitúa tanto al contexto, que casi puede moverse con absoluta libertad, dentro de su “terreno”, y es ahí cuando entra en una etapa de acostumbramiento. Jesús necesitó sacarlo fuera de la aldea, y a medida que este hombre ciego caminaba, se alejaba más y más de su “hábitat”, y crecía su necesidad de cambio, era la única forma en que este hombre estaría en condiciones de recibir su milagro.
Quiero decirte que es el tiempo en que Dios necesita tomar nuestra mano, y llevarnos “fuera de nuestros campamentos”, a un lugar espiritual donde nuestros sentidos nada pueden hacer, para que finalmente nos rindamos a él, reconociendo nuestra necesidad.

4 – “…y le dijo: Mira ahora los cielos…”(Gn.15:5b).

Es tiempo de despertar a la realidad de que la proyección de tu herencia sólo puede apreciarse mirando hacia arriba. No puedes vivir tu vida mirando las migajas, como si fueras un pollito buscando gusanos para alimentarte, es tiempo de decisiones, como te dije antes; el apóstol Pablo les dijo a los colosenses “…Poned la mira en las cosas de arriba, y no en las de la tierra.”(Col.3:2ss). La regla es ésta: -Ven afuera- y luego –mira los cielos…- Debes entender que el objetivo del Señor no es sacarte del sistema, sino sacar el sistema dentro tuyo, con razón podemos afirmar sobre el pasaje del pueblo en el desierto, que Dios los sacó de Egipto, pero no pudo sacar Egipto de dentro de ellos, y fue la causa por la que toda una generación cayó ahí, y no pudo ver la herencia!
Los versículos siguientes nos muestran un Abram que le creyó a Dios, hace un pacto con él, y posteriormente hasta su nombre le es cambiado, ya no sería más “padre enaltecido”, sino “Abraham”, esto es “padre de una multitud”.
Quieres verdaderamente alcanzar tu herencia? Comienza hoy, en este mismo instante este proceso, este viaje donde todo será transformado, porque tu ser interior será transformado; comienza hoy a salir de tu “zona de comodidad”, permite que el Señor gobierne tu vida, sal “fuera de tu campamento”, escucha su voz… mira los cielos… Puedes verlo? - Pastor Luis Alberto Núñez Mail: apluisnunez@hotmail.com Escrito para www.MensajesAlentadores.com

1 comentario:

juan carlos dijo...

que bien , todo lo que el Señor permite en nuestras vidas es para que no solo seamos bendecidos, sino que como abram seamos tambien de bendicion. gracias hermanos por alentar mi corazon , con esta meditacion, bendiciones.

Seguidores