La Manifestación de Dios en tiempos difíciles

Hechos 12: 1-11

Sin duda, los tiempos que estamos viviendo son los finales. Estamos viendo cosas que nunca han pasado, tales como crisis económicas mundiales o alianzas que en otros tiempos nunca habrían tenido lugar. Es por esto que tenemos que estar en alerta porque el Señor nos está llamando a ser luz más que nunca. Y al mismo tiempo, es vital entender que conjuntamente con la presión y las luchas, la iglesia va a comenzar a experimentar el más grande avivamiento.
Vemos el avance del mal pero también vemos el avance del evangelio. Es el tiempo donde uno tiene que depositar más que nunca la plena confianza en Dios.

Leyendo el texto de hoy podemos ver que Pedro estaba en medio de una situación muy crítica. Era la noche previa a su ejecución y sin embargo, estaba profundamente dormido. Al contrario de muchos de nosotros que en su lugar estaríamos desesperados sin poder descansar en absoluto, él lo hacía placidamente. Así pasaba la noche, cuando de repente se le apareció el ángel y lo sacó de la cárcel. Pedro estaba tan dormido que aún caminando por la calle creía estar viendo una visión.
No importa cuán difícil sea salir del pozo, del problema, Dios quiere manifestarse!
El Señor se ha manifestado a los suyos siempre a través de la historia. Es más, la iglesia comenzó con una manifestación de su poder en medio de la persecución.

La iglesia nació en poder, en medio de la persecución
La iglesia primitiva nació en el Pentecostés, cuando Jesús fue elevado a los cielos y el Espíritu Santo vino sobre los discípulos. Era tal la unción, que las demás personas al verlos siendo bautizados por el Espíritu, pensaban que al hablar en lenguas estaban totalmente ebrios. Y fue así (Hechos 2) como Pedro, queriendo explicar lo ocurrido, dio su primer discurso evangelístico y más de tres mil personas se rindieron a Jesús.

El mismo Pedro que días atrás había negado a Cristo, ahora estaba frente a la multitud revestido del poder de Dios para llegar a esas vidas.

Era tanta la bendición que recibían los primeros cristianos, que experimentaban una gran hermandad; estaban unidos, se ayudaban mutuamente y cuando se reunían, eran llenos más y más del Espíritu Santo (Hechos 4).

Todos estaban entusiasmados, salvo los judíos y los romanos quienes querían parar este avivamiento a toda costa. Y fue así como apedrearon a Esteban hasta la muerte, siendo el primer mártir de la iglesia, quien en medio de los golpes, unos segundos antes de morir, en lugar de maldecir a sus agresores, pedía misericordia por ellos ante Dios (Hechos 7:54-60).
Luego la iglesia siguió predicando y la agresividad de la persecución, fue en aumento. Se levantó entonces un agresor obsesivo contra los cristianos: Saulo de Tarso. Pero vemos en Hechos 9 como Jesús mismo se le presenta para detenerlo de su violento plan. De igual manera, Dios detendrá lo que el enemigo quiera traer contra tu vida!!!

Pero más tarde, Herodes toma cautivo a Jacobo y lo mata. Al ver que esto había agradado mucho a los religiosos, decide encarcelar y matar también a Pedro.

Y Pedro estaba lleno de Dios, practicaba el evangelio en su propia vida. Con esto vemos que no siempre las luchas vienen cuando nos equivocamos en algo, cuando pecamos, sino que hoy el Señor nos dice que tengamos paz y confianza porque a pesar de los tiempos difíciles Él manifestará su poder!! Aunque hayas caído, Dios te va a levantar y te va a rescatar!
Entonces, ¿cómo se manifestó el poder de Dios en la experiencia de la cárcel con Pedro?:

1- Pedro tenía paz.

La paz que envolvía a Pedro era una paz que no concordaba con la circunstancia por la que estaba atravesando. Era su última noche de vida y aún así, dormía plácidamente. ¿Cuántas veces uno se deja llevar por lo que ve alrededor? Sin embargo, él confiaba tanto en el Señor, que el ángel le tuvo que insistir para poder despertarlo.

San Juan 14:27. No tengas temor porque Dios se va a manifestar en tu vida!
Vemos que Pedro no se estaba quejando, no estaba expresando amargura ni le estaba echando la culpa a alguien por lo que le estaba ocurriendo… simplemente confiaba en Dios. Pedro tenía esa paz que sobrepasa todo entendimiento (Filipenses 4:7).

También tenemos el caso de los amigos de Daniel que por no compartir el espíritu del mundo de ese entonces, terminaron en un horno. Pero allí estaba Dios para librarlos. (Daniel 3:14-28)
No importa las circunstancias, no importan las batallas. De cada una Dios te va a librar!

2- Dios provee una salida.

El Señor le proveyó a Pedro un ángel que vino de su mano para librarlo del enemigo. Para Dios las puertas cerradas no son un impedimento, los guardias romanos no son un impedimento. Cuando Dios quiere hacer algo con tu vida, simplemente lo hace!
Veamos este principio también en la vida de Elías, en medio del desierto, Dios le proveía alimento a través de cuervos (1 Reyes 17:1-6). Vemos también como Jesús pudo alimentar milagrosamente a más de cinco mil personas (San Juan 6:1-14). No tengas temor! En tiempos difíciles vendrá la provisión!!!
Si leemos Hebreos 13:5 veremos cuál es la voluntad de Dios para tu vida donde te dice hoy: “No te dejaré ni te desampararé!” (Deuteronomio 31:6)

3- Todavía Pedro tenía un propósito que cumplir.

Vamos a tener poder en medio de los tiempos difíciles. No solamente hay paz y provisión sino que también hay propósito. Mientras tengas un propósito de Dios con tu vida, las tormentas no te aplastarán porque Él te llevará de victoria en victoria!!! Declara que eres útil y que Dios está contigo hasta que cumplas ese propósito!!!

En estos días experimentarás estas tres cosas. Dios va a avergonzar al enemigo que quiere frenarte!! Nada te detendrá! Por eso, mientras tengas la tarea de Dios por desarrollar, verás sus manifestaciones en tu vida!

Dios siempre provee una respuesta. Pero hay cosas que solo Él puede resolver.
Entrégale a Dios la lucha, declara que el enemigo está vencido! No tengas temor ni le des lugar a la duda porque de cada batalla Dios te levantará!!! Él te dice: Yo soy el Dios todopoderoso que te cuida! Recuerda, aún en medio de un problema, Él te da su paz, su provisión y su propósito!!
Duerme tranquilo por las noches porque quien pelea tu batalla es el Rey de Reyes y el Señor de los Señores!! Devocional de Claudio Freidzon

1 comentario:

Carmen Lopez dijo...

Que El Senor Todo Poderoso lo bendiga por esta reflecsion por que me ayudado mucho por que estoy en una situacion muy mala pero con estas palabras de aliento me ha recodado que El Senor esta conmigo gracia y que El Senor lo bendiga y oren por mi situacion y por un trabajo

Seguidores