Nuestros Pensamientos enfocados devocional cristiano

Tú guardarás en completa paz

aquel cuyo pensamiento en ti persevera;

porque en ti ha confiado”.

Isaías 26:3 (RV.1960)

Esta es una poderosa promesa que nos garantiza que “Aquel cuyo pensamiento persevera en Dios” será guardado por el mismo Dios del universo para tener completa paz. Todos ansiamos la paz y esta es una hermosa promesa que nos enseña a poder obtenerla. La persona que en sus pensamientos tiene en cuenta a Dios es agradable al Creador, es la mejor decisión tenerlo presente a nuestro Señor todo el tiempo, el que persevera con su mente enfocada en Dios esta manifestando humildad porque acepta que Dios lo puede ayudar y sin soberbia cree que con su fuerzas no puede resolver todo. También esta manifestando fe, porque sabe que Dios es poderoso y digno de ser reconocido. Por otro lado esta manifestando devoción y adoración porque reconoce que Dios es la razón de nuestra vida y dueño de la creación toda. Nuestros pensamientos se purifican al pensar en Dios y al grabar sus palabras en nuestros pensamientos de cada día. El mundo nos ofrece muchas cosas vanas que pretenden reemplazar a Dios pero nunca nos podrás llenar. Pero al comprender que solo quién permanece en su voluntad es quién permanece para siempre con vida eterna es quién esta conectado continuamente con el reino de los cielos por el Espíritu Santo quién transporta en su esencia toda la pureza, la santidad y las riquezas espirituales de Dios para nosotros. Al mantener nuestra mente en amistad con Dios estamos abriendo la puerta a la claridad, la luz, la vida, la paz, la bendición y la sabiduría que descienden de lo alto.

Oración:

Padre mío te amo con todo mi corazón y quiero llenar mi mente cada día con tus preciosos pensamientos de paz, vida eterna, perdón y sabiduría. Quiero hacer todo como para ti porque mi mente estará llena para ti en comunión y compañerismo por tu Espíritu Santo. Renuncio ahora y corto todo pensamiento de angustia, de condenación, de tristeza, odio, depresión, fornicación, lujuria, depravación, juicio, mentira, venganza, envidia y celos en el poderoso nombre de Jesucristo de Nazaret y tomo el control total de mis pensamientos con el dominio propio que me has dado resistiendo y rechazando toda mentira del diablo en el nombre de Jesús. Amen.

Esteban Correa

en facebook

2 comentarios:

Marcela dijo...

Que hermosa oración....

madalena mpasi dijo...

Uau, qué hermosa y tremenda oración,gracias señor.

Seguidores

Seguinos en Facebook