El Perdón, ¡la muestra más grande de amor a Dios!


Una de nuestras principales ataduras es La falta de Perdón, el no perdonar forma en nosotros lo que llamamos raíces de amarguras, que se ramifican de tal manera que degeneran en nosotros de diferentes formas: juicios, ira, vergüenza, falsa culpabilidad, depresión, ansiedad, negación, desvalorización, desconfianza, dolor, aislamiento, rencor, y todo eso se va escondiendo dentro de nosotros y va levantando un oscuro velo de orgullo soberbia y altivez, que es la tierra donde crecen esas raíces. Todo ello nos impide relacionarnos libremente, somos piezas susceptibles a ser heridas, porque no hemos sanado y nuestras heridas están abiertas, somos piezas susceptibles a convertirnos en armas mortales, porque las heridas enturbian nuestros sentimientos y nuestras palabras se convierten en lanzas de puntas cuando sentimos que nos atacan, de ninguna manera podemos relacionarnos sanamente porque estamos enfermos. Esa es una realidad que no reconocemos cuando no perdonamos, lo peor es que ni siquiera podemos relacionarnos libremente con nuestro Padre Celestial ni con el hijo y mucho menos con el Espíritu Santo que mora en nosotros, cuando recibimos a Jesús como nuestro Salvador, porque nos aislamos bajo un manto de dolor y nos escondemos bajo la autocompasión.

Perdonar es un acto de Obediencia a Dios, es una decisión y no es un acto de sentimiento.

Perdonar como muchos creen no es pasar por alto las faltas cometidas y actuar como si nada hubiese ocurrido, pensando que esta es la actitud que Dios desea de nosotros, pensando que siendo amables con nuestros ofensores u ofendidos, estamos agradando al corazón de Dios. Siendo que este comportamiento muchas veces refleja inmadurez y resentimiento por nuestra parte, haciendo de esta conducta, una conducta hipócrita ante los ojos del Padre. Con esta actitud estamos ocultando los hechos, estamos ocultando las heridas y llevando a la oscuridad el dolor. Lamentablemente desde allí no puede actuar el Poder de la Gracia de Dios; debemos llevarlo a la luz, debemos entregárselo al padre, debemos sacarlo fuera para que solo así el Poder de la Gracia de Dios actúe. Solamente reconociendo y exponiendo nuestro dolor podemos perdonar y muchas veces perdonarnos nosotros mismos.

Tener una vida sana requiere que cada mañana perdonemos y principalmente nos perdonemos por todas nuestras faltas

¡El Perdón solo se logra viviendo el Amor de Dios!

Nuestro diario vivir nos lleva a que sin querer o queriendo ofendamos o causemos heridas a las personas que están a nuestro alrededor, ¿la mejor actitud?
Acudir al Padre Celestial, para que así como sus misericordias son nuevas cada días, cada día el coloque de esa misma misericordia en nosotros en nuestro corazón, y cada mañana Perdonar a cada uno por los cuales nos hemos sentidos ofendidos y pedir perdón a todo aquel al que hayamos ofendido, fácil no es, pero nunca será como subirse a la Cruz como lo hizo Cristo, ¡El ya lo hizo una vez y para siempre por todos nosotros!

¿Que es la Misericordia?: Piedad, compasión, clemencia, indulgencia, perdón, magnanimidad, benevolencia, bondad, caridad, absolución, condolencia, benignidad, tolerancia, generosidad.

Dios envió a su Único hijo, lo envió hecho hombre para que en carne sufriera todo a lo que nosotros en nuestra carne estamos sometidos para que sometido a toda tentación, no pecara y manteniéndose intachable en su conducta, fuese sacrificado por el ¡PERDON de TODOS nuestros pecados!; y nosotros que hemos hecho con ese perdón que se nos fue otorgado, no porque nos lo mereciéramos, sino porque Dios en su infinito amor a nosotros, en su infinita misericordia, decidió por medio de ese sacrificio, redimirnos de nuestros pecados y llevar una sana relación con cada uno de nosotros.

Ahora bien, ¿que hemos hecho nosotros con nuestro corazón, Hemos entendido realmente lo que significa el Perdón, hemos contemplado, que si Dios todopoderoso sometió a su hijo a ese proceso quiere decir que es sumamente importante, imperioso el Perdonar? ¡Cuanto nos cuesta perdonar! Y cuanto más recordar que Jesús dió la vida ¡para que por Gracia fuésemos perdonados! Si Dios nos Perdona y borra de sus recuerdos nuestras faltas ¿que nos corresponde a nosotros como hijos de Dios?

Isaías 43:25 dice: “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados”. Y así como le pedimos a El que mira nuestros pecados con infinita misericordia ¿como debemos pedir por los que nos han herido, si queremos una justa medida?

Lc. 6:37 dice: “No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados”.

Lc. 6:38 ¡Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”.

Y no se trata de perdonar al que me miro mal se trata de perdonar al que nos hirió profundamente y marco nuestra vida, es allí donde le demostramos nuestro infinito amor al Padre.

Lc. 7:47 “Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; mas aquel a quien se le perdona poco, poco ama”.

Perdonar es el mejor remedio para sanar muchas de tus enfermedades, muchas veces nuestras enfermedades carnales, son simplemente el reflejo de una enfermedad espiritual. Sana tu espíritu y veras como una gran carga desaparece hoy de ti
¡Bendiciones!

Maria Luisa Sacchetti
luisa.sacchetti@kaissen.com

8 comentarios:

Anónimo dijo...

buenisimo el tema del perdon,bendiciones.

Anónimo dijo...

Me parecen exelentes todos sus mensajes y predicas. Muy apropiados para los tiempos que vivimos. Dios los bendiga y siga usando este ministerio ya que cada vez hay mas gente urgida del unico Dios todopoderoso.
Nuestro Padre Eterno...amen.

Anónimo dijo...

BUNAS TARDES MIS QUERIDOS HERMANOS EN CRISTO QUE LA PAZ DE LO ALTO ESTE SOBRE VUESTROS CORAZONES Y LES PIDO QUE SI ES POSIBLE MANDAR UN MENSAJE SOBRE EL ARREPENTIMIENTO TOTAL DEL PECADOR
MUCHISIMAS GRACIAS POR TODO SUS MENSAJE SON DE MUCHO ANIMO PARA MI
ATT. LUIS CHIMBORAZO
AMBATO ----- ECUADOR

Anónimo dijo...

Que DIOS siga bendiciendo el ministerio y transforme cada dia esta humanidad con sus mensajes.DIOS bendiga todas las naciones

Anónimo dijo...

Les deseo muchas bendiciones,y por haber escogido este tema acerca del perdón , que es muy importante en nuestros tiempos, y mas para el pueblo cristiano, gracias a Dios porque yo realmente aprendí lo que es el perdón en una situación muy difícil que pase, y verdaderamente hasta que no perdone de corazón, no recibí la victoria, Amen.

Azu Maribel Ruiz dijo...

A veces es muy difícil perdonar más cuando nos lastima una persona que no creímos capaz.

Azu Maribel Ruiz dijo...

A veces es muy difícil perdonar más cuando nos lastima una persona que no creímos capaz.

Anónimo dijo...

Buenas tardes bendiciones, me hace mucho bien estos mensajes. Lo espero cada dia como amana del cielo y Dios mediante me abla atrabes de el,que Dios hosbendiga,,

Seguidores