PEDÍ como HIJO, para RECIBIR como tal

La Fe poderosa, La verdadera Fe, no confía en las promesas de Dios sino en el Dios que promete. No busca las bendiciones de Dios sino al Dios que bendice.

Debemos aprender a pedir como hijos, despojándonos de todo estatus y tirarnos a los pies de Él. Pedí como hijo, para recibir como hijo.  No vas a hacer parte, sos parte de la gente con una Fe Poderosa, te lo declaró en el Nombre de Jesús.

Leer Todo: http://bit.ly/Unafepoderosa

TODA BENDICIÓN DEPENDE DE DIOS

Todos los que servimos al Señor, anhelamos la bendición de Dios, porque si Él no nos bendice, nuestra fidelidad, diligencia, fe y oraciones son inútiles. La bendición de Dios produce fruto aun cuando aparentemente estemos equivocados o sin esperanzas. Por lo tanto, todas las dificultades se suscitan cuando falta la bendición de Dios.

Tenemos que darnos cuenta de que no se trata de cuánto podamos sacar de nuestro depósito, ni de cuán grande sea nuestro don, ni tampoco de cuánto poder tengamos. Llegará el día cuando diremos: Señor, todo depende de Tu bendición.

Leer Todo: http://bit.ly/Esperandolabendiciondedios

NUNCA estas SOLO, en las AFLICCIONES DIOS SIEMPRE CUIDA DE TI

A veces sentimos que estamos sin compañía, nuestros padres, hijos y amigos nos abandonan o simplemente no sentimos su presencia pero no estamos realmente solos porque el Padre está con nosotros. No debes ver lo que pierdes sino lo que sigues teniendo. Si te lamentas y dices: ni el Chapulín Colorado puede defenderme, significa que no te has dado cuenta que tienes el consuelo de tu Padre que nunca te abandona.

La vida en Cristo es difícil pero sin Él es imposible. Podemos tener aflicción. La aflicción es segura, la cuestión es elegir tenerla por la razón correcta. Los inteligentes hemos escogido tener aflicciones por hacer lo bueno porque lo malo, además de afligirnos nos lleva al infierno.

Recuerda que todo es un balance. Para ver el día debemos pasar por la noche, para disfrutar del verano hay que sobrevivir el invierno, para cosechar primero debemos sembrar. No te quejes cuando pases una época difícil. Pon tu esperanza en el Señor que nunca te abandona.

Jesús no se quedó en el pesebre sino que luego de obedecer y cumplir Su misión, ocupó el lugar de más alto honor a la derecha del Padre. Aprende de Su ejemplo, valora las cosas en su justa medida para verlas como son. La aflicción es momentánea y no se compara con la gloria venidera. Por tu mirada en la meta, no te des por vencido porque Dios tiene un buen futuro para ti y para quienes te rodean.

Leer Todo: http://bit.ly/Noestamossolos

Usted puede HACER grandes COSAS si tan solo depositara toda su CONFIANZA en DIOS

La efectividad de su vida de oración depende del nivel de confianza que usted deposite en el Espíritu Santo. Él es el poderoso brazo de Dios, es quien se asegura que el trabajo se realice.

Entre más fe y confianza tenga en el Señor, más sorprendentes serán los resultados. ¡Sólo imagíneselo! El poder que creó el universo, el poder que resucitó a Jesús de la muerte, se activa en su vida cuando declara la Palabra en oración. Aleluya, ¡qué garantía!

El Señor jamás cambiará. En la Biblia se enseña que Él es el mismo ayer, hoy y siempre. Y si enfrenta problemas en cuanto a obtener las respuestas de sus oraciones; no se debe a que Él esté reteniéndolas, sino porque usted se encuentra, de algún modo, desalineado con Su Palabra.

Leer Todo: http://bit.ly/Oracionesexitosas

TODO lo que te PROPONGAS con la AYUDA de DIOS lo puedes LOGRAR

Dios quiere que cumplas los deseos de tu corazón, que seas feliz y libre. Atrévete a ponerle pies a todos tus sueños, no los reprimas, busca lo que te gusta, lo que te hace feliz, no trates de hacer cosas que te obliguen otros si realmente no te gustan, porque recuerda que así como un pez no puede salir y volar por los aires, así te sentirás si haces aquello para lo cual no naciste.

Dios quiere darte el deseo de tu corazón, debes creerlo y comenzar a trabajar para alcanzar esas metas. Serás cien veces más feliz cuando trabajas en lo que te gusta, cien veces más productivo y eficaz, cien veces mejor testimonio para otros porque la gloria y la función asignada por Dios para la cual naciste se reflejarán sobre tu vida.

Todo lo que te propongas lo puedes lograr. Fuimos creados para expresar a Dios y glorificarlo mediante la capacidad de liberar nuestro enorme potencial. Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará. Salmos 145:19

Si comienzas a pensar en fe, verás que con la ayuda de Dios y tu esfuerzo podrás llegar a tener el tipo de vida que deseas. A Dios no lo glorifican las derrotas, los fracasos. Los sufrimientos son para que los pasemos y para que salgamos en victoria, en el mundo tendremos aflicciones, pero confía ¡Jesús venció al mundo!.

Leer Todo: http://bit.ly/Eldeseodetucorazon

Quite de una vez por todas la AMARGURA de su vida

Es posible que no haya tenido en cuenta esto antes, pero Dios puede hacernos fructificar en la tierra de nuestro sufrimiento, en el lugar donde el dolor es lo más profundo, y nuestro futuro se ve sin esperanza. Dios permite nuestro dolor porque tiene el propósito de producir fruto en nosotros.

Dejar libre a las personas que nos han herido tiene poder. La exoneración es total para ellos a través de nuestras palabras.

Si lo único que usted puede ver es la maldad, la injusticia o el maltrato, nunca será libre del poder de su pasado. Necesita ver también a Dios; debe verlo permitiendo el mal con el propósito de usarlo para un buen fin. Podemos salir adelante cuando vemos nuestro pasado como parte de un plan.

Usted nunca llegará a quitar la raíz de amargura hasta que pueda bendecir a aquellos que le han hecho mal. Esto tiene el poder de liberarlo.

La amargura es como tomar veneno mortal y esperar que el enemigo muera. Si siente amargura, usted es el que va a morir lentamente, ¡lo cual hará feliz a su enemigo! Perdonar es un acto de sanidad propia; cuando perdonamos, nos hacemos un favor a nosotros mismos.

Leer Todo: http://bit.ly/Diosobra

Seguidores